14 oct. 2010

Crecer es confiar


En el año 1990, específicamente el 3 de enero, nació Alexandra Bonet y su foto apareció en el periódico Información por ser una de las primeras niñas nacidas en la ciudad de Elche, en la cual crece y ha crecido. Desde muy pequeña ha sido devoradora de libros y su gran pasión por la escritura la ha llevado, año tras año de aprendizaje, a tener una capacidad formidable de expresar sus sentimientos y pensamiento sobre el papel.

Hoy, con 20 años de edad, esta joven trabaja duro por llegar al final del camino que comenzó a marcar con sus estudios, su constancia y su ilusión, pues hacer las cosas con ilusión te hacen llegar mucho más lejos, alimentando tu capacidad. El instituto fue algo duro para ella, pero dentro de lo normal, una estudiante adolescente que tiene años difíciles debido a la “lucha interna entre sus hormonas”, ya sabréis lo que eso significa. Sin embargo, la confianza en sí misma la lleva a superar los obstáculos en su carrera universitaria, pues según ella:“confiar en ti mismo te ayuda a crecer como persona y a rectificar”; y este es uno de los ejemplos importantes en alumnos de la Universidad Miguel Hernández de Elche; en ella existen jóvenes prometedores y otros que buscan a edades más tardías la oportunidad de una formación que le ayude a aspirar a mejores trabajos, a pesar de la actual situación de crisis..

Alexandra tiene una amplia visión de futuro y aunque todavía se encuentra en 2º año de carrera de Periodismo, está dispuesta a aprender idiomas y viajar al extranjero, pero primero se centra en las asignaturas del nuevo curso, pues teme que un buen día el “Grado” le agarre por la espalda al salir de clase. En su opinión: “el aprender no ocupa lugar y lo más importante para conseguir un buen puesto de trabajo es la profesionalidad y sólo puedes conseguirla con la formación, es decir, recuperarte completamente de la “vaguitis” y salir a la calle en busca de aspiraciones y propósitos”. Para ella conseguir una formación como periodista es lo más importante, pero sobre todo el aprender a escribir con mucha más perfección y lograr hacer 100% bien lo que más disfruta.

El camino que recorre esta joven el día de hoy, puede ser un gran consejo para aquellos otros que se encuentran desmotivados; el estudio y la enseñanza sólo dan resultados importantes en un currículum que luchará contra la competencia y hará un pulso de profesionalidad dentro de futuras empresas periodísticas. ¿Quién dijo que fuera fácil? “Querer es poder” y haber podido es conseguir ese trabajo poseedor de lo más importante: un puesto en lo que más te gusta y una mayor capacidad intelectual.