23 feb. 2012

Freno

Cuando el amor da miedo el mundo se pone en tu contra, necesitas controlar cada milímetro de tu vida y tu relación, necesitas cubrir una necesidad insaciable; insaciable porque la obsesión te lo exige y viene el miedo; y exiges tanto como te exiges a ti misma y todo se vuelve oscuro. Un círculo que nunca para de girar en el mismo lugar y es cuando decides frenar, cuando decides aceptar las cosas como son, cuando respiras hondo y aceptas que lo estabas haciendo mal, cuando te miras por dentro y sabes que todo debe ir como debe y no como queremos; es cuando te fijas en los demás y son víctimas de tu control. En ese instante. Te das cuenta de que tienes que frenar, de que sin darte cuenta lo más cruel de ti estaba saliendo por culpa de ese miedo que te oprime el pecho.