20 nov. 2010

El rey de los sentimientos





¿Qué es el amor? ¿Cuántas veces te lo has preguntado? Para los psicólogos nosotros cuando vemos a una persona y decimos "ella/él me gusta" no tenemos ni la mas pálida idea de porque nos gusta, pero cuando se tratan de afirmaciones del porque "me gusta" lo único que podemos decir es "la estructura de mi cerebro reacciona frente a situaciones de una determinada manera". Nietzsche afirma que lo que recibimos son señales que son interpretadas por nuestro cerebro. La combinación de dichas señales producen un sentimiento o una reacción en nuestro razonamiento o en la personalidad, y es cuando sale el amor. Sin embargo, para muchos otros el amor está en la fe y la religión, en Dios; otros creen en un amor espiritual y artístico e incluso un amor tántrico. Pero sea como sea el sentimiento que exploramos, no hay duda que el amor es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad; es mirar en la misma dirección que el otro.


En la cultura griega los dioses distinguian varias formas de amar: Eros el amor pasional, sexual y duradero, Philia el amor virtuoso desapasionado, Storge es un efecto natural como el amor de los padres hacia los hijos, Xenia la hospitalidad y Afrodita, la más conocida como diosa de la lujuria, la prostitución y la belleza. Así pues, el amor puede tener varios conceptos según como lo sentimos, pero todos llegan al fondo de nosotros y cuando lo perdemos sentimos que nos han vaciado, el tiempo te ayuda a coser esa herida e intentamos sobrevivir y buscar lo mejor de otras personas para sentirnos llenos de sentimientos y buenos recuerdos.


El amar como verbo que utilizamos para expresar un buen sentimiento hacia una madre, una amiga, un hermano, una pareja, incluso un animal. El amor es hacer sentir a quien está a nuestro lado, el más valorado, el principe o princesa del cuento de su vida, el héroe de su histori; conseguir que su sonrisa perdure por siempre sobre su rostro, poner tu brazo para amortiguar sus caida, apoyarle a cumplir sus sueños, contemplar la belleza de sus defectos, conseguir que su autoestima libere la alegria de vivir para poder ejercer su vida laboral con fuerzas y afrontar sus problemas dia a dia. Amar es comprender, ser fiel, apreciar, desear, tener voluntad, dibujar un cuerpo con los ojos cerrados, escuchar los latidos de un corazón desde lejos, sentir su espíritu a tu lado sin la presencia de nadie.


Amar es querer la felicidad de la otra persona por encima de todo, con uno mismo y sin nosotros, aquí y en cualquier sitio, cerca o lejos en la distancia. Amar es sinceridad, es expresar un sentimiento con tus actos, es escribir, es pintar con el corazon en la mano, es fotografiar con un sentieminto a flor de piel; el amor es uno de los artes de la vida, pues como afirmó Voltaire: "Hay que saber que no existe país sobre la tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas."

14 oct. 2010

Crecer es confiar


En el año 1990, específicamente el 3 de enero, nació Alexandra Bonet y su foto apareció en el periódico Información por ser una de las primeras niñas nacidas en la ciudad de Elche, en la cual crece y ha crecido. Desde muy pequeña ha sido devoradora de libros y su gran pasión por la escritura la ha llevado, año tras año de aprendizaje, a tener una capacidad formidable de expresar sus sentimientos y pensamiento sobre el papel.

Hoy, con 20 años de edad, esta joven trabaja duro por llegar al final del camino que comenzó a marcar con sus estudios, su constancia y su ilusión, pues hacer las cosas con ilusión te hacen llegar mucho más lejos, alimentando tu capacidad. El instituto fue algo duro para ella, pero dentro de lo normal, una estudiante adolescente que tiene años difíciles debido a la “lucha interna entre sus hormonas”, ya sabréis lo que eso significa. Sin embargo, la confianza en sí misma la lleva a superar los obstáculos en su carrera universitaria, pues según ella:“confiar en ti mismo te ayuda a crecer como persona y a rectificar”; y este es uno de los ejemplos importantes en alumnos de la Universidad Miguel Hernández de Elche; en ella existen jóvenes prometedores y otros que buscan a edades más tardías la oportunidad de una formación que le ayude a aspirar a mejores trabajos, a pesar de la actual situación de crisis..

Alexandra tiene una amplia visión de futuro y aunque todavía se encuentra en 2º año de carrera de Periodismo, está dispuesta a aprender idiomas y viajar al extranjero, pero primero se centra en las asignaturas del nuevo curso, pues teme que un buen día el “Grado” le agarre por la espalda al salir de clase. En su opinión: “el aprender no ocupa lugar y lo más importante para conseguir un buen puesto de trabajo es la profesionalidad y sólo puedes conseguirla con la formación, es decir, recuperarte completamente de la “vaguitis” y salir a la calle en busca de aspiraciones y propósitos”. Para ella conseguir una formación como periodista es lo más importante, pero sobre todo el aprender a escribir con mucha más perfección y lograr hacer 100% bien lo que más disfruta.

El camino que recorre esta joven el día de hoy, puede ser un gran consejo para aquellos otros que se encuentran desmotivados; el estudio y la enseñanza sólo dan resultados importantes en un currículum que luchará contra la competencia y hará un pulso de profesionalidad dentro de futuras empresas periodísticas. ¿Quién dijo que fuera fácil? “Querer es poder” y haber podido es conseguir ese trabajo poseedor de lo más importante: un puesto en lo que más te gusta y una mayor capacidad intelectual.

12 ago. 2010

Two Genera


La “Intersexualidad” no es un nuevo descubrimiento ni ha aparecido en los últimos años; en la antigüedad muchos eran quemados en la hoguera, acusados de ser enviados del diablo, poseídos o hechizados. En Grecia y Roma, los hermafroditas eran asediados al nacer o al descubrirse su condición. Durante la Edad Media y el Renacimiento, el hermafroditismo estuvo reconocido en los códigos civiles y canónicos; más tarde, se convirtió en motivo de intereses morbosos en las refinadas cortes francesas e italianas, para finalmente quedar como fenómenos de exhibición en circos.

La inmensa mayoría de personas que nacen con cuerpos que varían respecto de los promedios corporales masculino o femenino -y quienes, por lo demás, se identifican por lo general como hombres o mujeres – son sometidas a cirugías de “normalización” genital durante los primeros meses o años de vida, sin su consentimiento y con consecuencias gravísimas e irreparables. Desde hace varios años estas intervenciones han sido y son denunciadas como formas occidentales de mutilación genital; si nos paramos a pensar, no es justo nacer siendo algo elegido para acabar en el cuerpo equivocado.

Hay quienes consideran a la intersexualidad una forma de discapacidad culturalmente producida. Hay quienes en lugar de hablar de intersexualidad prefieren hablar de trastornos de la diferenciación sexual, centrando su crítica en los modos habituales en los que la medicina occidental trata a quienes los padecen.

Esculturas y pinturas de artistas antiguos, donde se encuentra una realidad que siempre ha estado delante de nosotros, pero que no hemos sabido apoyar.

29 jun. 2010

El Problema de Los Servicios


El libro de Judith Halberstam, "Masculinidad Femenina", fue el que me hizo entender que es "eso" del género y los problemas existentes en la actualidad con el físico o los roles de la sociedad: las tradicionales mujeres con falda y hombres con pantalones; la evolución del género desde principios de la historia hasta ahora.

El Problema de los Servicios es una de esas lecturas que pueden identificar a muchas mujeres que sin darnos cuenta están muy cerca de nosotras, para una mujer masculina no es nada fácil entrar al servicio de mujeres porque sabe que será juzgada por "parecer un hombre" o vestir supuestamente como los roles han expuesto. Sin embargo, en el baño de hombres quizás tendría menos problemas, pero para ella se convierte en una situación violenta porque realmente es una mujer; y por ello aguanta una y otra vez comentarios como "¿Es un hombre o una mujer?"

Por otro lado, una persona FTM (female to male) corre menos riesgo que otra MTF (male to female), ya que en el servicio de "caballeros" se lleva menos lo de observar a los intrusos, no se quedan observando el espejo horas y horas; esto puede parecer un poco machista, pero soy objetiva al afirmar que las mujeres nos fijamos mucho más en lo que nos rodea y a veces sin querer juzgamos. Además, los travestis, quizás no se sientan parte de los dos servicios que dividen un lugar público: es una decisión difícil.

Finalmente, una mujer masculina heterosexual, además de ser juzgada por su masculinidad, también la etiquetarán de "lesbiana", es decir, la evolución del género está ahí fuera y enseñar a toda una sociedad guiada por tópicos y roles resulta un proceso con pocas posibilidades, pero creo que no será imposible.