17 ene. 2011

Avanzar en el camino


Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni perdida de fe.
Uno crece cuando capta la realidad y determina transformarla.
Uno crece cuando toma conciencia de que es el arquitecto de su destino.
Uno crece asimilando lo que deja detrás, construyendo lo que tiene por delante y proyectando lo que va a ser su porvenir.
Crece cuando supera, se valora, y sabe dar frutos.
Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias... y ¡Siembra raíces!
Uno crece cuando se impone metas sin importarle comentarios ni prejuicios, cuando da ejemplos sin importarle burlas, cuando cumple con su labor y su misión sin importarle los otros pareceres.
Uno crece cuando se es Fuerte por carácter, Sostenido por formación, ¡Sensible por temperamento...! ¡Y humano por nacimiento!
Uno crece cuando enfrenta el invierno sabiendo perfectamente que se va a transformar en primavera!!
Recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo.
¡Uno crece cuando es capaz de soñar sin perder contacto con la realidad y sin perder la firme determinacion de que concretar esos sueños!
!Uno crece cambiandose a sí mismo, ayudando a los otros y dandole a la vida una sonrisa mas para el mundo con cada despertar.
Uno crece cuando se planta para no retroceder... ¡Cuando se defiende como águila para no dejar de volar...!
¡Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella!

9 ene. 2011

Luna


La luna con su sonrisa malévola esta noche se pierde entre las nubes, me sonríe con ironía, siente mi inquieto volar y el cielo hoy me parece una prisión de estrellas.Mis pensamientos se pierden entre la oscuridad y mis deseos de tus manos mudas que nunca me tocan; te miro y sonríes, la noche ha caído y es el rostro de azrael el que se refleja en tus ojos y escucha a tu alma, me cuenta tus secretos, me dice de tu odio hacia mi, de tu odio hacia este ser al que la ausencia y la soledad le acompañan, lo sé, quizá me hice daño, no debí hacerlo, pero tu sabes de mi extraña locura, soy así, soy lo que ves…

Frío otra vez. Deseo acercarme,te quiero a mi lado, pero tu estás lejos en algún lugar del pasado,con la luna contándole el daño que hice, pidiéndole ayuda para olvidarme, lo harás, lo sé, me olvidarás y mientras yo seguiré aquí preguntándome como sería mi vida si estuvieses conmigo. El agua comienza a caer, pero eso no importa, la lluvia no apagará mis gritos,ni mojará mis alas, pero sí se llevara consigo mi llanto y con él se marcharán un par de recuerdos tuyos.

Luna, las nubes dibujan tu silueta con mis retinas, abro los ojos; yo te miro desvanecerte tan sutílmente entre ellas, que simple eres, que frágil, pero aun así eres la fuerza. Hoy me iluminas tenuemente, pero aun así lo haces. Luna, te vigilan las tormentas del recuerdo y te impiden verme, sentirme, perpetua permaneces en lo alto de las miradas de ángeles de alas oscuras, mas yo, soy uno de ellos, el más negro, el ángel mas oscuro; mis alas me acompañan desde hace mucho tiempo....

Maldita luna, hoy me inspiraste o quizá sea la cerveza la que hace que en mi vuelo tiemble, estoy cansada, el tiempo tira de mí queriéndome arrastrar a un pozo sin sentido,estúpida ironía, abrázame, el pasado me condena otra vez, alejándome
más del alba, que estúpido juez es el pasado.

6 ene. 2011

Versos entre mis cordones


Inmortales nos creemos en los sueños,
La vida hace trizas de ti;
Despiertas un día y estás contra el suelo,
Gritas ¡Qué alguien se acuerde de mi!

Será desaparecer el mejor castigo,
Tus ilusiones guardas en un baúl;
Dejas a un lado lo que has sido,
Mientras, el cielo seguirá siendo azul.

Llega, aparece en un lado del sofá,
La estrella, es ella;
Le pides que se quede un minuto más,
Lo sabes, no dudas.

Vivir deprisa es vivir a ciegas,
Anocheceres de estío que llenan tu corazón,
Citarse de vez en cuando, pensar en la razón;
¿Cuánto hace que te has olvidado?

Obstáculos y miedo al dolor,
La observas y deseas que sólo sea un sueño,
Pero no puedes borrar su olor;
Eres feliz incluso sin razones para serlo,
Te sobra una mirada penetrante
De sus ojos al verlos.

¿Qué ha sido de la tormenta?
Dejas de querer ver la verdad,
Dejas de querer que tu vida lo sea,
Te escondes del amor para que nadie te vea
Sentir eso que da tanto miedo.