30 oct. 2011

Hoy necesito el tiempo para perderlo

El tiempo se puede perder. Miento cuando afirmo esta frase, el tiempo no se pierde cuando tu mente no se concentra en el trabajo o en seguir alimentándose de información: un respiro, utilicemos esa parte del cerebro que dejamos a un lado. Pensar, reflexionar sobre tus acciones, tus sentimientos y encontrar respuestas a todas las preguntas que se han ido acumulando.




Estoy aquí porque me siento bien, sé que es mi lugar, pero quiero seguir buscando otros lugares que me hagan "perder el tiempo",tiempo que se convierte en experiencias y razones.




Estoy aquí porque soy feliz o eso creo por momentos, pero todos tenemos sueños y aspiraciones; si no es así ¿qué sentido tiene seguir luchando? Hay cientos de caminos en la vida, siempre se van cruzando por algo muy especial, porque cuando algo nos pasa deja una pequeña huella que te obliga a "perder el tiempo" en días como hoy. Lo pierdes tumbado en la cama escuchando a Dorian, mirando la luna desde tu ventana mientras te fumas un cigarrillo, con un té a media tarde mientras ves esa película que te hace sonreír. Lo pierdes pero no está perdido, sino aprovechado porque todo nos aporta algo, incluso lo más mísero y doloroso de la vida; seguimos alimentándonos de pequeñas cosas y pasamos de "perder a ganar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario